viernes, 25 de julio de 2014

Ha fallecido Manuel Gil Prieto: el hombre bueno, el gran compañero


Hasta siempre camarada y amigo.
Tus consocios de Archivo Guerra y Exilio
Estamos huérfanos en tu ausencia
 
Nuestro compañero, camarada y amigo Manuel Gil Prieto navegó la tarde del 24 de julio en la barca de Caronte hacia la otra orilla, aquella de la que ya no se vuelve, aquella que sólo tiene la luz del recuerdo entre las tinieblas de esa gruta que es el paso fronterizo de una vida sin vuelta, sin aviso, sin pasaje de retorno. Pero nuestro querido amigo Manolo siempre llevó su óbolo para cuando llegara este momento trascendental. El llevaba el óbolo de la labor bien hecha, aquella en la que por el sentimiento se pone la conciencia, la que le permitiría no vagar cien años en vano. Manolo siempre llevó consigo su dignidad, su lucha, su compromiso, su resistencia al totalitarismo, a la tortura, a las dictaduras del mundo, su responsabilidad con su partido, con su asociación y con su gente. Y siempre a su lado a su compañera, a esa mujer llamada Esperanza de la que él se sentía tan orgulloso, esa mujer noble, tierna y amorosa que lo ha cuidado hasta el último momento con la fidelidad del cariño y del compromiso y que le regaló a ese hijo Wladi, ese niñito tierno que aparece en las fotos en las que se nota el suspiro de una madre en lucha, en resistencia, que preserva, después de quince años de cárcel, a su compañero, aún encerrado en las prisiones franquistas.¡Gracias Esperanza porque todos los socios, que tanto queríamos a Manolo, nos hemos visto representados en el dolor sentido por la esposa, la compañera y la presidenta de AGE.
Manolo no tenía que dar cuentas al barquero, no tenía que pagar peaje ni entregar óbolo alguno. Caronte fue seducido por el espíritu de resistencia indomable de Manuel y pasó limpiamente hacia esa orilla en la que quisiéramos reencontrarnos de nuevo con ese ser que combatió contra dictadores, carcelarios y asesinos, al fin, torturadores de almas nobles de las que pretendían nutrirse como si no hubieran dejado huella y testigo y escuela que defendieran su memoria. Manolo ha dejado una escuela y una pedagogía que serán la referencia de la que no tendremos que separarnos porque ambas son antorchas de libertad.
Manuel Gil Prieto, nacido en 1927 en una familia de origen anarquista, fue el sostén económico de su madre y su hermano, enfermo tras la muy temprana muerte de su padre. Se afilió al PCE en 1947, desarrollando una intensa actividad contra la dictadura franquista. En el año 1958, considerado hombre de confianza de la dirección del PCE, fue detenido en el curso de una amplia operación policial contra los comunistas que acabaría con centenares de procesamientos en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia. Entre 1969 y 1973 estuvo sucesivamente en las prisiones de Torrero (Zaragoza), Carabanchel, Jaén y Palencia, es decir que estuvo en cuatros ocasiones preso: en 1958 condenado a seis años de los que cumplió casi dos por una amnistía general. En 1963 le condenaron a cinco años y seis meses, saliendo en libertad en 1965. En 1968, ya unido a Esperanza, que acababa de salir del penal de Alcalá de Henares, cumplió seis meses, y en 1970 le condenaron a seis de los que cumplió tres años y seis meses. En julio de 1971 el T.S. confirma la sentencia a seis años de prisión dictada en setiembre de 1970 por el TOP, por haber sido identificado en Zaragoza repartiendo panfletos de CCOO. Durante su estancia en la cárcel, en 1969 se casa, en el que se considera el primer matrimonio civil celebrado en una cárcel franquista, con la también militante comunista Esperanza Martínez “Sole” que había pasado, por consejo de guerra, quince años en la cárcel (1952-1967) condenada por su participación en las actividades guerrilleras antifranquistas de la AGLA.
Manuel Gil Prieto fue uno de los fundadores de Comisiones Obreras de Aragón
En los años posteriores Manuel Gil fue un activo militante siempre al servicio de la libertad, miembro de AGE y el Foro por la Memoria de Aragón en pro de la dignidad y la justicia para las víctimas del franquismo. Ha sido también vocal de la Fundación Rey del Corral de Investigaciones Marxistas, creada en el 2002. Junto a su compañera Esperanza impulsaron en aquel mismo año, en las Cortes de Aragón, la aprobación de una PNL sobre la dignificación de los presos franquistas que trabajaron como esclavos bajo la dictadura franquista y la recuperación de la memoria colectiva.
En 1963 entró a formar parte del CC del PCE, fue desde el principio uno de los principales dirigentes de las CCOO desde su creación en los 60 y durante la transición fue miembro de la dirección nacional de CCOO.
Es autor junto al periodista Javier Delgado del magnífico libro de memoria de la dictadura y las luchas obreras en las fábricas y en las cárceles “Recuerdo rojo sobre fondo azul”.
Desde la Venta de Contreras, donde hemos pasado momentos inolvidables en las asambleas anuales, en las que eras imprescindible por tu lucidez y aportaciones intelectuales en las estrategias de lucha, te recordaremos siempre como un referente imprescindible.
Hasta siempre querido Manolo.

La ceremonia civil será en Zaragoza, el 26 de julio, a las 13,30 horas, en el tanatorio Servisa, camino de San Antonio 43.

Dolores Cabra
Secretaria General de AGE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada