miércoles, 30 de junio de 2010

DIARIO CRÍTICO: Los guerrilleros, un colectivo en busca de identidad

Dos libros rememoran la resistencia antifranquista

Los guerrilleros, un colectivo en busca de identidad

28-06-2010 - M. Á. Menéndez (Fuente: Diario Critico)

Los guerrilleros, un colectivo en busca de identidad
"Somos un colectivo sin identidad política… y sólo queremos justicia, reparación y verdad". A sus 83 años, Esperanza Martínez, guerrillera antifranquista, con padre y cuñado asesinados por el franquismo y con 15 años de prisión a sus espaldas reivindica en un libro la ilusión de una esperanza: la de que los miles de guerrilleros que formaron en el maquis contra Franco y su régimen sean considerados como luchadores por la libertad. Seba Ortega Torres, sobrina del guerrillero Manuel Torres, torturado y asesinado por el régimen, ha conseguido algo más: las actas oficiales del asesinato de su tío, algo imposible de conseguir aún en la España de hoy. Ambas han dejado reflejada su verdad en dos libros en los que cuentan su experiencia en la guerrilla contra Franco. "Ni bandoleros ni mancebas de bandoleros: sólo fuimos luchadores por la libertad".
"Por dignidad de todos, y por la de ellos, los que quedaron en el camino". Dicen las guerrilleras ya octogenarias. Fueron miles los que siguieron la vía del maquis tras la guerra civil contra las atrocidades del régimen de Franco, pero hoy apenas quedan una docena. Entre las supervivientes, Esperanza Martínez, guerrillera e hija de guerrillero muerto en la guerrilla y que pasó 15 años (desde los 25 hasta los 40) en las cárceles franquistas. No se resigna y ha dejado su historia para huir del olvido en el libro "Guerrilleras, la ilusión de una esperanza" que acaba de editar "La Torre Literaria", de la mano de la Asociación Archivo, Guerra y Exilio (AGE).

Junto a Esperanza Martínez, Seba Ortega Torres, sobrina del guerrillero Manuel Torres, muerto después de ser torturado por la Guardia Civil, ha puesto al descubierto en el libro "Manuel Torres, guerrillero" algo casi imposible, inverosímil, difícil de creer: ha conseguido rescatar de los archivos secretos el acta por la que su tío fue torturado y masacrado después. El Gobierno, aún hoy, les niega legitimidad, a ellas y a todos, les hurta una historia que ambas mujeres han querido dejar plasmadas en unas páginas que exudan miseria, dolor, muerte y hambre… pero hambre de justicia, de exigencia del reconocimiento de la identidad propia de un colectivo que para el franquismo fue el de unos "bandoleros" y para la democracia siguen siendo almas para el olvido.

"Pedimos justicia y contra la impunidad", dice la secretaria general de AGE, Dolores Cabra. AGE lleva años exigiendo un reconocimiento para los guerrilleros que lucharon contra Franco y por la dignidad de las guerrilleras que empuñaban las armas como los hombres y que "no eran mancebas de bandoleros", como decía la propaganda oficial del oprobioso, sino luchadores por la libertad. Pero Dolores y AGE se estrellan contra un muro: nadie quiere abrir el melón del reconocimiento de la guerrilla, ni siquiera el Gobierno de Zapatero, pese a su 'memoria histórica' y sus promesas, hoy incumplidas.

Esperanza, sin odio, pero con rabia

Esperanza Martínez y sus dos hermanas -también guerrilleras- han presentado su libro en Madrid en un reducido almuerzo con periodistas. Cuenta cómo asesinaron a su padre y cómo asesinaron a su cuñado; cómo llegó a la guerrilla en diciembre de 1949, a los 22 años, empujada por la represión, por la violencia y la muerte que desplegó el vencedor hacia el bando vencido. Cómo la apresaron tres años después y como pasó quince años en las cárceles franquistas… confeccionando capotas para guardias civiles y uniformes para la Policía Armada. Y cuenta, sobre todo, cómo fue 'interrogada' por el sanguinario coronel Eymar.

Seba Ortega Torres, junto a Daniel C. Bilbao, han presentado en ese mismo almuerzo "Manuel Torres, guerrillero", torturado y masacrado después. Pero Seba y Daniel han conseguido lo que parecía imposible: las actas oficiales de la Guardia Civil sobre cómo fue interrogado, torturado y finalmente muerto Manuel Torres. Una historia para no olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada