jueves, 16 de junio de 2011

A la atención de los señores detractores de la Historia

Sí, yo, Jesús de Cos Borbolla fui y soy un exguerrillero insurgente (bandolero según algunos) que me rebelé contra toda clase de injusticias y crímenes cometidos por los nazifascistas contra el pueblo trabajador que en las elecciones del 14 de abril de 1931 optó por dotarse de un régimen democrático republicano y ustedes, los clerical-fascistas lo derrocaron por la fuerza que le aportaron las potencias extranjeras.

Reconquistada la democracia a fuerza de las titánicas luchas sociales se logró recobrar una “libertad limitada” que la llamaron transición a la democracia en cuyos pactos políticos y sociales se firmaron acuerdos que amnistiaban a todos los asesinos autores de los crímenes derivados de la guerra civil de liberación nacional, cuyo horroroso saldo arrojó la cifra de un millón y medio de muertos.

Nadie le ha pedido cuentas a estos “autores” de los asesinatos a mansalva y robos sistemáticos perpetrados desvalijando al pueblo de sus bienes.

Setenta y cinco años después aún siguen envalentonados jactándose de que han logrado una victoria sobre un “supuesto comunismo” y lo pregonan a los cuatro vientos. Ahora vienen una banda de portavoces orgánicos a sueldo y nos salen con la publicación de un diccionario donde siguen ensalzando los valores y hazañas personales de semejantes “héroes” con sus nombres y apellidos. Todo ello sufragado con dinero público. Así no nos extrañe que en las revueltas espontáneas de la juventud aparezcan pancartas contra los políticos que no ejercen ni hacen cumplir una política de auténtica justicia social y económica y se atienen a todo lo que les dictan los mercaderes y banqueros de la Comunidad Europea, entre otras muchas y variadas peticiones, que tarde o temprano tendrán que cumplirse.

Que no se froten las manos los señores del PP por su semi-triunfo electoral, porque la crisis del sistema es ineludible. Todo será cuestión de tiempo. El hambre es una marea montante e inexorable y con la represión y la violencia no se llegará a ninguna parte.

Jesús de Cos Borbolla
Delegado en Cantabria de la Asociación AGE (Archivo, Guerra y Exilio)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada