martes, 18 de junio de 2013

Crónica de las VI Jornadas en torno al campo de concentración de Albatera (Alicante)

 Crónica de José Javier Guerrero García
 
No solo quienes fueron vencidos en combate tuvieron que soportar las consecuencias de aquel alzamiento militar criminal y genocida que más tarde pasó a llamarse “franquismo”, también fueron los niños y niñas quienes tuvieron que soportar el horror que supuso el franquismo, éstos pasaron más tarde a llamarse “Los niños de la guerra”.

Temática por la que COAMHI (Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica) ha optado este año para así un año más rendir homenaje al mismo tiempo que reivindicar nuevamente lo que viene siendo la memoria colectiva de un pueblo que fue vencido, pero que nunca olvidó.

Como viene siendo habitual nuestro coordinador Juan José Sánchez Martínez fue el encargado de abrir las jornadas dando paso a Antonio Campos Serna quien se encargó de hacer un ligero resumen del trabajo de investigación emprendido por la coordinadora respecto al campo de concentración de Albatera. Trabajo liderado por Ana Andreu Quiles y Esther López Barceló.

Seguidamente Fernando Morales como alcalde del municipio de San Isidro animó un año más a seguir con dichas jornadas. Reivindicando la reparación del daño sufrido que el franquismo ocasionó a todo sector próximo a los valores de la II República.

Dolores Cabra y Romualdo Pérez Sánchez fueron los responsables de resaltar los diversos casos que estos niños padecieron a consecuencia del franquismo y su brutal represión.

Milagros Reguera, Araceli Ruiz, Conchita Ruiz y Secundina Blanco fueron las encargadas de dar voz a todos esos niños y niñas que por el simple motivo de venir de alguna familia catalogada como “roja” tuvieron que verse forzados al exilio, siendo apartados del entorno al que pertenecían para poder tener una vida más digna, cosa que no fue igual para aquellos que tuvieron que soportar la humillación de haber sido vencidos y que no dieron su brazo a torcer.

Después de la comida y antes de la segunda mesa de testimonios se realizó la marcha al monumento de CNT que está ubicado a las puertas de lo que fue dicho campo de exterminio realizando la correspondiente entrega floral y lectura del manifiesto, llevado a cabo este año por Silvia Soriano.

Para el cierre de las jornadas se expuso el documental “ROJOS, 20 historias de la represión franquista”. Documental realizado desde la “Asociación de Víctimas del Franquismo de Orihuela” que está teniendo una repercusión enorme por todo el estado e incluso en el extranjero.

Como miembro de Coamhi y portavoz del colectivo donde milito (AGE) hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía y representantes políticos a que de una vez por todas se cierren las heridas que aquel sistema dictatorial genocida y torturador que tanto daño causó a miles de familias que fueron desposeídas de todo aquello que tenían. Pero no les bastó con eso, asesinaron, torturaron, violaron y maltrataron una y otra vez simplemente por el hecho de haber defendido la educación pública, la sanidad pública, la cultura… y como no, el derecho a poder decidir sobre nuestras vidas y entorno laboral acabando con el yugo que siempre se ha impuesto al pueblo trabajador.

Casualmente hoy en día vemos cómo las causas y motivos son más que similares, al mismo tiempo que vamos viendo cómo la historia vuelve a repetirse bajo el mismo patrón: “Todo para la burguesía, nada para el pueblo”.

De ahí nuestra insistencia en comenzar de una vez por todas dicha reparación de daños tan anhelada. Ilegalizando al franquismo y todas sus variantes. Anulando “la ley de amnistía del 77” (una ley que amnistía y encubre a los asesinos). Ley que causa un efecto rebote a las miles de denuncias pidiendo justicia para cada una de las victimas del franquismo.

Mientras tanto sigamos alzando la voz, sigamos exigiendo la justicia que este pueblo merece y bajo el lema VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN consigamos que no se olvide nuestra gente, nuestra historia, nuestras vidas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada