lunes, 20 de abril de 2015

Homenaje en El Campello (Alicante)


El pasado 11 de abril la Asociación Guerra, Exilio y Memoria Histórica del País Valencia (AGEPV) realizó el primer homenaje a los represaliados por el franquismo en el barranco de Aigües de El Campello, coincidiendo con los 84 años desde la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931.
La asociación memorística indagando en los archivos municipales pudo verificar que en el año 1939 fueron asesinados seis republicanos en el barranco de Aigües. Los informes forenses revelan que los cuerpos encontrados fueron asesinados y ocultos en el barranco y mostraban que la muerte se produjo por arma de fuego con varios impactos. Todos presentaban fracturas óseas múltiples, es decir, fueron torturados antemortem.
El homenaje contó con el apoyo y colaboración de la formación de izquierdas EUPV y al acto asistieron representantes de la asociación Museo Historia de El Campello en la que la escritora y presidenta Remedios Climent recitó unos poemas de Federico García Lorca. También asistieron representantes del PSPV de El Campello.
El presidente de AGEPV, Francisco Martínez López “Quico” aportó unas emotivas palabras declarando que “con este homenaje también hacemos honor de aquel gesto popular de liberación social y política, que en su proclamación pacifica, abrió una era de esperanza en nuestro país. Nuestro compromiso con el proyecto republicano es patrimonio cultural de la actual política que necesitamos. Hoy la lucha por la verdad histórica y la defensa de los derechos humanos exige denunciar los crímenes de lesa humanidad, cometidos con el pueblo español desde la sublevación franquista en 1936 hasta su muerte en 1975. La herencia del franquismo fueron odios, corrupción, desencuentro ciudadano y falsificación oficial de la historia, una enseñanza carente de rigor científico y pedagógico en los libros de texto y en el discurso. Este Estado vinculado al pasado franquista, por ideología, por el poder económico y por cultura de la violencia, como método de contener el deseo de libertad ciudadana es un lastre que pide rechazo y alternativas más democráticas.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada