lunes, 7 de septiembre de 2015

Comunicado de ASEREF


Comunicado de ASEREF (Asociación para el recuerdo del Exilio Republicano Español en Francia) al que se ha adherido AGE:

Migrantes de 2015 y refugiados de 1939, ¿qué lección de Historia?


El drama actual del exilio de miles de migrantes huyendo de la guerra no deja de recordarnos el del exilio de los republicanos españoles en 1939.

A 76 años de distancia el drama humano que se desarrolla ante nuestros ojos tiene bastantes similitudes con lo que pasó al final de la guerra de España.

Las largas filas de refugiados que abandonan sus países hoy lo hacen por razones evidentes. Los países que se espera que los acojan, pero que vacilan, tienen una responsabilidad sobre este éxodo. Responsabilidad, porque estos países son a menudo ex potencias coloniales como Francia que continúan bajo otras formas su presencia en Africa y que intentan todavía influir en los destinos de este continente para mayor beneficio de constructores y de vendedores de armas...

En febrero de 1939 los centenares de miles de refugiados españoles civiles y militares que atravesaban los Pirineos dejaban la España vencida por el fascismo. Franco ayudado por Hitler y Mussolini y beneficiándose de la neutralidad cómplice de Francia y de Inglaterra sobre todo, llevó a España del horror de la guerra al terror de la dictadura durante los 36 años que siguieron.

Hoy en España los crímenes del franquismo gozan de una total impunidad. Crímenes contra la Humanidad, genocidio metódica e implacablemente aplicado. Decenas de miles de republicanos españoles fueron asesinados durante la dictadura y yacen aún en fosas y zanjas, decenas de miles fueron llevados a prisión y torturados, hombres y mujeres. En ese tiempo Francia y otros países "democráticos" volvieron su mirada y dieron pruebas de una gran cobardía, como en 1936 cuando había que ayudar a la República española tomada al asalto por el fascismo internacional. Durante los años de la dictadura, los Estados Unidos -los negocios son los negocios- pudieron instalar tranquilamente bases militares en España y De Gaulle incluso canceló un viaje para encontrarse con Franco...

¿Por qué evocar hoy estos hechos que se remontan a varios decenios? Simplemente porque las mismas causas producen los mismos efectos, aunque digan que la Historia no se repite.

Simplemente porque la sumisión de los gobiernos europeos y el de Estados Unidos al mundo de las finanzas produce este nuevo desastre humanitario y que en muchos aspectos esta sumisión nos lleva a los años treinta donde ciertos gobiernos parecían preferir a Hitler antes que al Frente Popular. Hoy la dictadura de las finanzas conduce a agredir a los pueblos y a echarlos fuera de sus países.

Por qué evocar 1939, porque en febrero de ese año la Francia de la Tercera República creó los campos de concentración en las playas francesas después seguidos por decenas de otros en el conjunto del territorio.

La Francia que en un primer momento rechazaba abrir la frontera a los refugiados españoles tuvo que dejar entrar finalmente centenas de miles de republicanos españoles gracias a las protestas de los sindicatos y partidos de izquierda así como a la acción eficaz del socorro popular francés. 

Una parte del pueblo francés se levantó para que los republicanos españoles fueran acogidos dignamente, las alcaldías aceptaron en muchos pueblos y ciudades de Francia albergar y ayudar a estos refugiados. Sin embargo la prensa de derechas y de extrema derecha titulaba entonces "las hordas marxistas se despliegan por el Roussillon". 

Cierta Francia xenófoba hacía oír su voz y el gobierno de centro izquierda presidido por el radical Edouard Daladier (ex ministro del Frente Popular) cedía a las presiones de esta derecha y extrema derecha encerrando a los republicanos españoles en campos de concentración, como en Argelès sur Mer donde el universo concentracionario se situaba entre el mar y el alambre de espino.

Varios miles de españoles murieron en las playas francesas, otros fueron devueltos a Franco en convoys enteros de la SNCF (la Compañía Nacional de los Ferrocarriles Franceses). La mayoría de ellos fueron fusilados a su llegada o llevados a prisión y torturados.

Está bien recordar este exilio republicano español de 1939, recordar también que estas decenas de miles de españoles hicieron su vida en Francia, participaron en los combates de la resistencia para liberar el país, que ayudaron a reconstruir el país después de la segunda guerra mundial, estos extranjeros indeseables tuvieron hijos y nietos que hoy por cientos de miles contribuyen al desarrollo económico, cultural y deportivo de Francia. Mirad en la guía telefónica la cantidad de Garcías, Sánchez, Ruiz, Martinez, Fernández, López, Gómez y otros...

Hoy en 2015 el gobierno duda en dejar entrar a estos refugiados por razones de cálculos electorales, porque los franceses mayoritariamente rechazarían este asilo...

La asociación para el recuerdo del exilio republicano español en Francia pide al gobierno de Francia que tome sus responsabilidades para poner en marcha un plan humanitario y solidario de acogida de los refugiados víctimas de las guerras.

Por nuestra parte apoyaremos cualquier iniciativa que vaya en el sentido de una acogida digna y humana. Nosotros, descendientes de los republicanos españoles cuyos padres han luchado por un mundo de paz, de justicia y de libertad declaramos el estado de urgencia solidaria y humanitaria.


Eloi Martinez


Presidente de la asociación para el recuerdo del exilio republicano español en Francia (ASEREF)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada