martes, 31 de enero de 2017

Inauguración de una placa en memoria de las víctimas del franquismo en la Biblioteca Central de Santander



Ayer, 30 de enero, tuvo lugar la inauguración de una placa en reconocimiento de las víctimas del franquismo en el vestíbulo de entrada a la Biblioteca Central de Santander, antiguo almacén de Tabacalera que se convirtió en prisión a partir de 1937, tras la llegada de los fascistas. 

Abrió el acto la Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Rosa Eva Díaz Tezanos, con un discurso de reconocimiento a las víctimas del franquismo, para reparar el olvido al que han estado sometidas. Y ello precisamente en el Día Internacional de la No Violencia. Después fueron interviniendo los representantes de las asociaciones de memoria, partidos, sindicatos y colectivos de represaliados. Nuestra delegada en Cantabria, Mari Sol González, pronunció estas breves palabras que fueron muy aplaudidas:



¡Por fin! Después de 41 años desde que murió el dictador, ya era hora... Este reconocimiento tenía que haberse hecho hace más de 30 años, pero bienvenido sea. Era una deuda que teníamos pendiente con los miles de presos que pasaron por este edificio.

Esto tendría que hacernos reflexionar sobre lo precaria que es nuestra democracia. Cuarenta años de dictadura y represión han dejado una huella que aún hoy arrastramos, parece que es un tema tabú sobre el que hay que pasar de puntillas, no sea que nos acusen de reabrir viejas heridas, pero es que para muchos familiares de las víctimas nunca se cerraron. Sobre todo para aquellos cuyos seres queridos fueron sacados una noche de la cárcel y nunca más supieron de ellos. Los “paseados”, los llamamos eufemísticamente. Algunos aún no se sabe dónde están enterrados. Por eso nosotros no dejaremos de seguir pidiendo Justicia. Pero además de Verdad, Justicia y Reparación, yo siempre pido más Pedagogía, porque nuestros jóvenes desconocen totalmente la historia reciente de su país, la historia del siglo XX.

Probablemente una placa no sea suficiente para paliar el dolor de años, pero es un gesto, un símbolo del reconocimiento que se merecen y es de destacar que para esta tarea nos hemos unido grupos muy diversos, partidos, sindicatos, asociaciones, tanto socialistas, como anarquistas, comunistas, republicanos y sin partido, colectivos de represaliados por la dictadura en general. Y esto me hace pensar en el mensaje que Manuel de Cos, que hoy no ha podido estar aquí, quiere que os transmita. Él, que pasó varios años en diferentes cárceles y en campos de trabajos forzados, a sus 96 años, me ha dicho: “Simplemente diles a todos que no olviden nunca estas siglas: UHP. Uníos Hermanos Proletarios. Mientras no entiendan esto no llegaremos a conseguir nada”. Y parece que al menos hoy aquí se ha conseguido. Sigamos por esta vía. Gracias.

Vídeo completo con todas las intervenciones:
 https://youtu.be/y1-jk60f9Tc
 
Más información en El Diario Montañés:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada